Que hacer en Medellin (2022)

0
510

Que hacer en Medellin (2022)

La segunda ciudad más grande del país y capital del departamento del noroeste de Antioquia, Medellín es sin duda un lugar de visita obligada en Colombia. Medellín es un centro de la vibrante cultura paisa, con una comida increíble y una escena local de café, grandes museos y galerías, esculturas públicas y arte callejero, bulliciosos mercados de frutas, barrios coloridos y muchos espacios verdes urbanos. Es una ciudad que ha sufrido cambios dramáticos en las últimas décadas. Yo la describiría como una ciudad con alma vieja y espíritu joven, enérgico y creativo.

Ideas para hacer en Medellin

1. Hacer un Free Tour

Hacer un Free Tour Medellin

Una buena manera de empezar tu visita a Medellín es unirte a un tour gratuito que te permitirá recorrer los lugares más emblemáticos del centro de la ciudad. El centro de Medellín es dinámico, veloz, lleno de tráfico y de vías rápidas, y vale la pena conocerlo a la antigua: a pie.

Hay tours gratuitos por la ciudad que duran de 3 a 5 horas y que te darán una mirada más cercana a la cultura de Medellín, a los locales y a la movida urbana. Los guías son amantes de la ciudad y aportan todo tipo de información sobre ella.

2. Visitar la Plaza Botero

La Plaza Botero es quizás la más emblemática de todas las atracciones turísticas de Medellín y es amada no solo por Medellín sino por todo Antioquia (el departamento o estado regional).

Fernando Botero es el artista más famoso de Medellín, quien es reconocido internacionalmente por sus figuras regordetas o gordas. La Plaza Botero está llena de sus estatuas más grandes que la vida y es una atracción gratuita en el centro de la ciudad. El encantador Palacio de la Cultura Rafael Uribe se encuentra en la plaza, junto con el famoso metro de Medellín  y la Torre Coltejer que se cierne sobre ellos.

3. Recorrer el Museo de Antioquia

Justo a lo largo de la Plaza Botero se encuentra el Museo de Antioquia, el museo más importante y significativo de Medellín. En el interior encontrará una gran colección de las pinturas más famosas de Botero junto con varias de sus esculturas.

El museo también alberga exhibiciones de varios artistas internacionales, arte temprano de la conquista de las Américas y otras importantes atracciones culturales. El museo tiene una tarifa de entrada modesta, pero vale la pena hacerlo mientras estás en el centro, y es sin duda, el mejor de los muchos museos en Medellín.

4. Andar y andar en el parque Arvi

Ubicado en un valle al noreste del centro de la ciudad y accesible desde el centro a través de la Línea L del Metrocable, el Parque Arví es literalmente un soplo de aire fresco. La enorme reserva natural y sitio arqueológico ofrece senderos para caminar y andar en bicicleta, cascadas, un mercado de agricultores, cafeterías y más.

Gran parte del parque de 16000 hectáreas se puede explorar a lo largo de 90 km de senderos para caminar. Los caminos marcados van desde paseos fáciles a través de bosques de flores silvestres y hábitat de mariposas, hasta caminatas más extenuantes. Las caminatas guiadas cortas salen regularmente del centro de visitantes y duran de 1 a 4 horas. O puede emprender solo una de las caminatas más fáciles de seguir, como el Camino de la colina.
No te pierdas el Mercado Arví, un mercado de agricultores diario junto a la estación de Metrocable donde puedes comprar frutas locales, café y artesanías colombianas. El lugar está lleno de montañas y cimas, y ofrece una de las mejores vistas de la ciudad. Una forma interesante de llegar a él es mediante el Metrocable -un teleférico urbano de más de 2.000 metros de longitud.

5. Admirar Palacio de Cultura

También frente a la Plaza Botero, el Palacio de la Cultura Rafael Uribe es uno de los edificios más distintivos de Medellín. La mampostería en blanco y negro y los arcos de estilo gótico son obra del arquitecto belga Agustín Goovaerts, quien diseñó el Palacio como sede de programas culturales y exposiciones organizadas por el gobierno regional.

El edificio está abierto al público. En su interior, el Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia alberga un archivo fotográfico. También hay una biblioteca, una galería de arte y una cafetería.

6. Disfrutar del Café Colombiano

El mundialmente famoso café colombiano. Ninguna visita aquí estaría completa sin saborear un poco del café local.

Los propios colombianos suelen beber tinto, pequeñas tazas de café instantáneo cargadas de azúcar, mientras que la mayoría del mejor café se exporta al extranjero. El más conocido es sin duda Juan Valdez, al que merece la pena ir. Pero también recomendaría visitar El Pergamino en Poblado o Rituales en Laureles para una escena de café más independiente. Recomiendo encarecidamente hacer una cata de café aquí en la ciudad también para aprender más sobre el preciado grano que todos conocemos y amamos.

7. Pasear por la Plaza de San Antonio

Asegúrese de visitar la Plaza de San Antonio, una amplia plaza pública ubicada en el extremo sur del centro de la ciudad y directamente adyacente a la estación que conecta las dos líneas de metro.

Si bien la plaza en sí es agradable, la verdadera razón para venir aquí es ver la estatua de Botero que fue volada. En 1995, se colocaron 22 libras de dinamita en la estatua del pájaro antes de que se llevara a cabo un gran concierto. Fue detonado en medio de las festividades y mató a 30 personas e hirió a 200 o más.

8. Camina por el Jardín Botánico

Los Jardines Botánicos están ubicados al norte de El Centro, en un área conocida apropiadamente como Zona Norte.

Este espacio no es enorme, pero tiene el tamaño de al menos una docena de manzanas de la ciudad: un pequeño refugio verde en una gran ciudad bulliciosa. Me encanta pasear por el pequeño lago y buscar pájaros o iguanas, ir a la pequeña casa de las mariposas o simplemente pasear bajo el altísimo techo de la exhibición de orquídeas. Para aquellos que anhelan un poco de zen y tranquilidad, el Jardín Botánico es uno de los mejores de Medellín.

9. Viaja en el icónico Metrocable de Medellín

El Metrocable (sistema de teleférico) es un símbolo de Medellín. Para los lugareños, es una forma de vida: los teleféricos son la única forma práctica de acceder a los barrios de las laderas donde las calles son demasiado empinadas y angostas para los autobuses.

Para los turistas, volar por encima de los tejados es una forma divertida y económica de obtener vistas espectaculares. Definitivamente es un imperdible en Medellín. Cuenta con seis líneas que conectan el centro de Medellín en la cuenca del Valle de la Alburra con diferentes asentamientos en los cerros aledaños. Mis favoritas son las Líneas K/L a Parque Arvi , y la Línea J desde San Javier a La Aurora.

10. Vive el ambiente del Parque Berrío

El cercano Parque Berrío se encuentra justo en el centro de Medellín y, por lo tanto, a menudo se lo considera el «núcleo» de la ciudad. Es un hervidero de actividad a todas horas, un lugar de reunión de familias y grupos de amigos, donde los viejos vienen a jugar a las damas y los vendedores vienen a vender sus mercancías.

Cuando la iglesia católica cercana se construyó por primera vez en la década de 1640 (más en la siguiente sección), Parque Berrio se conocía simplemente como «Plaza principal». Los feligreses se reunían aquí antes y después de los servicios, por lo que puede ver que reunirse en este lugar es una larga tradición de Medellín. La plaza ha sido fundamental para la historia de la ciudad a lo largo de los siglos: en estos mismos adoquines se llevaron a cabo varios anuncios políticos y manifestaciones.

11. Visita la iglesia más antigua de Medellín

La Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria detrás del Parque Berrio se remonta a la época colonial de Colombia. Además de ser una de las iglesias más hermosas de Medellín, también es la más antigua de la ciudad.

Los feligreses católicos han estado rezando en la iglesia de piedra desde 1649. En el exterior, la fachada neoclásica es grandiosa y austera; en el interior, un altar de color dorado se encuentra debajo de una pintura de la Virgen de Candelaria, la santa patrona de Medellín. Puede obtener una excelente vista del exterior de la iglesia desde la plataforma en la cercana estación de metro Parque Berrio. A solo unos pasos de la Plaza Botero y el museo, es una adición valiosa a su itinerario cuando se encuentra en el distrito de El Centro.

12. Aprende en Parque Explora

Parque Explora es un museo de ciencia interactivo ubicado justo al lado del Jardín Botánico. Ahora, sé que algunas personas podrían pensar que un museo de ciencias sería aburrido, pero Medellín tiene museos realmente buenos.

El museo se enfoca en la diversión y la interactividad, por lo que tienen actividades prácticas que demuestran todo, desde la física hasta la neurociencia, la comunicación y la percepción en sí. También tienen un acuario considerable y un terrario con algunas de las extrañas criaturas que habitan este país tropical. Mola mucho las ranas dardo venenosas doradas, las ranas más venenosas del mundo y que vienen de Colombia.

13. Probar una auténtica arepa colombiana

La arepa colombiana tiene su propio sabor y personalidad. Aunque se prepara con harina de maíz como las demás de la región, su sabor es totalmente diferente. La arepa colombiana es similar a una tortilla mexicana: es redonda, delgada y se cocina a fuego lento, tostándose hasta estar completamente cocida.

La forma paisa de comerla -es decir, la tradicional- es en el desayuno, acompañada de mantequilla y queso. Sin embargo, son deliciosas con lo que sea, desde huevos revueltos hasta frijoles negros.

14. Una visita al Planetario de Medellín

El Planetario de Medellín está ubicado directamente al lado del Parque Explora y el Jardín Botánico y es una excelente adición a un día ajetreado en la Zona Norte.

Es administrado por Parque Explora, lo que significa que el enfoque está en la interactividad con la educación. Aquí no solo estás leyendo sobre la atracción gravitatoria entre los planetas o el efecto Coriolis, sino viendo cómo funciona de forma interactiva.

15. Disfruta de la vista en Pueblito Paisa

Pueblito Paisa es un pueblo simulado como el que encontrarías en el campo, pero ubicado en el corazón de Medellín en la cima del Cerro Nutibara.

El «pueblo» en sí es pintoresco y algo interesante. Es un gran lugar para comprar recuerdos para amigos y familiares. Pero la verdadera atracción para mí es disfrutar de las vistas de 360° de la ciudad, justo desde el centro. Puede ver el centro de la ciudad, el barrio en expansión de Belén o las muchas torres relucientes de Poblado y más allá.

16. Piérdete en un mercado de frutas

Antioquia es el frutero de Colombia, y Medellín es donde los agricultores de la región vienen a comerciar con sus delicias tropicales. Hay varios mercados de frutas en la ciudad que vale la pena visitar.

El Minorista es un mercado verde atmosférico compuesto por más de 3000 puestos cubiertos.  No te olvides de mirar los hermosos letreros pintados a mano sobre algunos de los puestos más antiguos, negocios familiares que han estado operando aquí durante generaciones.

17. Subir hasta Santo Domingo y la Biblioteca España

Si subes por el metrocable, podrás ver algunos de los barrios más pobres en su camino hacia arriba y hacia abajo. Es una mirada auténtica a la vida en estos coloridos vecindarios que alguna vez estuvieron en el centro de una zona de guerra.

Durante el día, está bien detenerse en Santo Domingo para echar un vistazo, tal vez tomar una cerveza y un poco de pollo frito y arepas en uno de los pequeños restaurantes locales. Mucha gente también se baja aquí para ver la Biblioteca España, una biblioteca enorme y moderna construida con pizarra negra que se ha convertido en un centro comunitario local.

18. Alojate en el Poblado

Lo más probable es que te quedes en este vecindario  porque es donde la mayoría de los viajeros en Medellín eligen para alojarse.

Es una hermosa zona de calles sombreadas con una sólida cultura de café y una variedad de diferentes tipos de opciones de comida internacional. Abundan las cafeterías y el wifi gratuito, además de bares, spas y gimnasios.

19. Visitar Guatape

Es el viaje de un día que debe hacer desde Medellín, pero es aún mejor si tiene una o dos noches libres allí. Guatapé es un pintoresco y colorido pueblo lacustre a unas dos horas de la ciudad.

Toma fotos de los exteriores pintados de colores vibrantes de las casas aquí y visite la Plaza de Zócalos para conocer la plaza más colorida de Colombia. A lo largo del lago y por toda la ciudad encontrará comidas callejeras baratas como empanadas y churros y, por supuesto, los restaurantes le proporcionarán muchas truchas de lago recién cocinadas y sopa de pescado. Sin embargo, la actividad más popular en la ciudad es subir los 740 escalones hasta El Peñol, una roca gigante, para disfrutar de una vista increíble de las islas y el agua debajo.

20. Aprende (intenta) a bailar salsa

Tanto si eres un viejo profesional como si solo quieres aprender algunos pasos, esta ciudad es el lugar para hacerlo. Te recomendamos estas clases para viajeros.

Si bien Cali puede ser la capital de la salsa de Colombia, Medellín puede ayudarlo a comenzar con lecciones de salsa o bares y clubes locales llenos de música y baile de salsa. DanceFree en Poblado es un lugar súper popular para clases privadas o grupales, y los fines de semana también tienen un bar con baile. Para música y baile de salsa en vivo, echa un vistazo a Son Havana o El Eslabon Prendido.

Dejar respuesta